Actualmente la parroquia cuenta con catorce voluntarios de Caritas, unos atienden semanalmente a las personas que acuden solicitando ayuda; otros trabajan en distintas actividades y proyectos de Caritas Arciprestal, como el Ropero o el Proyecto Alba.
Antaño se daban en el barrio abundantes casos de necesidad; afortunadamente ahora tenemos que atender a menos familias, pero todavía se dan algunos casos. Antaño, las ayudas que se prestaban eran fundamentalmente en forma de alimentos, que, a su vez, nos llegaban a nosotros desde el llamado Banco de Alimentos. Para adaptarnos al funcionamiento de la mayoría de las Caritas de nuestra diócesis, hemos dejado ya de distribuir productos alimenticios provenientes del citado Banco y ahora las ayudas las hacemos en forma de "vales de compra", para que los usuarios adquieran los productos que consideren oportuno. Este nuevo sistema nos exige disponer de más dinero. Hasta ahora nos veníamos arreglando con las colectas de los primeros domingos de mes (la mitad, pues la otra mitad es para Caritas Arciprestal) y con las colectas de los funerales, pero a partir de ahora nos van a resultar insuficientes. Es por ello por lo que hemos promovido una mini-campaña para conseguir socios que colaboren periódicamente con Caritas Parroquial. Si quieres ser tú uno de ellos, puedes ingresar la cantidad que consideres oportuno en la cuenta nº 2048 0077 5103 4002 8322 de la sucursal de CajAstur en Teatinos, plaza Ruiz de la Peña, s/n. Significar finalmente que, entre los centros donde se desarrolla el proyecto de infancia de Caritas llamado Alba, se encuentran precisamente los locales de nuestra parroquia. En ellos son atendidos veintipico niños de la zona los lunes miércoles y viernes, de seis a ocho de la tarde. La primera hora suele ser de apoyo escolar y en la segunda desarrollan actividades varias, lúdico-formativas. Al frente del proyecto hay una trabajadora de Caritas y un amplio equipo de voluntarios, entre ellos varios de nuestra parroquia.

Archivo de mensajes de Caritas Parroquial

Estos mensajes se leen los primeros domingos de cada mes, antes del ofertorio de la misa.