SUBIR
 

Esta sección de nuestra web pretende ofrecerles a los feligreses una posibilidad más de participación en la vida parroquial. La parroquia la integramos todos y se puede y se debe enriquecer con las aportaciones de todos.
Publicaremos todo lo que nos enviéis, siempre que consideremos que pueda ser de interés para todos y se atenga a los requisitos mínimos de respeto a las personas y a las instituciones. ¡Contamos contigo!

¡Hola padre! Soy Carmen Villar. Como mi salud cada vez anda peor y me cuesta trabajo dormir, intento entretener mi mente en diversas cuestione que me hagan pensar en otra cosa. Ha sido todo pura casualidad. Vi una imagen de La Piedad; leí algo de un libro, de título parecido, de Luis Mateo Díez (no me pida crítica que no lo he acabado), y a continuación pongo la radio en una emisora no habitual en mí, y estaban disertando sobre el mismo tema. A raíz de ahí empecé a buscar en los diversos diccionarios que tengo, en la Biblia y llegué a diversas conclusiones quizás equivocadas.
Se me ocurrió que a través de este medio podríamos hacer cosas similares entre los feligreses, que nos conocemos sólo de vista, por desgracia, y lo que es más importante: hacer iglesia. Por supuesto, usted debería formar parte y dirigir todo el lío (jajaja...qué se creía?).Sé que tanto usted como el chico que se dedica a organizar lo del ordenador andan fatal de tiempo, pero entre todos algo podríamos hacer. Las opiniones que vierte en sus hojas parroquiales gustan cada vez más, tanto a creyentes como no creyentes, y se lo digo con conocimiento de causa. Muy poca gente conoce la página de la iglesia y siendo sinceros, salvo sus hojas, son meros datos. Desconozco la gente que posee este medio en la parroquia y que sabe manejarlo mínimamente como yo. Creo que sería una forma de comunicarnos mejor, sobre todo aquellas personas que se encuentran solas, tienen problemas, están enfermas... Hay temas de dominio público, de actualidad, de sentido común... para los que no hace falta tener cultura y, no sé si le parecerá mal, pero ni siquiera ser creyente. Así, todos nos conoceríamos mejor, nos podríamos ayudar y podríamos mostrar que los creyentes no somos una especie a extinguir ni bichos raros ni nada por el estilo. Es una forma nueva de hacer iglesia, según van los tiempos y por qué no, de "hacer clientes".Yo me ofrezco a lo que pueda, pero ya sabe que por desgracia no me puedo comprometer a nada fijo porque mi salud cada vez se complica más pero tengo fe: es lo que me ayuda y me salva. No sé qué tal le parecerá la idea. NI siquiera si es factible o no, pero me pareció de pronto una forma nueva de dar a conocer de verdad lo que es una iglesia, con todos sus defectos y virtudes, porque somos humanos y la historia no nos favorece mucho, pero no es un estigma. ¡Ah! al salir esa palabra me he acordado de Hierbabuena. Gracias por preocuparse y por interesarse. Ya ve yo me acabo enterando y eso que odio el cotilleo que si no...jajaja. Un beso al amigo del alma y un saludo al padre de mi alma, señor cura. Perdón por el rollo.
Carmen Villar Díaz.

Ha sido un grandísimo placer el haberme encontrado con la web de la parroquia, por distintos motivos: El primero, el personal, ya que me ha hecho recordar los maravillosos años que pasé junto a mís compañeros en el Campamento (el último hace ya la friolera de 13 años - como pasa el tiempo), el segundo la alegría de ver que todavía hay gente que cree en el trabajo que realizó Don Juan durante tantísimos años. Un trabajo de educación. Nos inculcó en aquellos escasísimos 12 días valores que viajarán con nosotras el resto de nuestras vidas y que son tan importantes. Responsabilidad, Respeto a nuestros semejantes, Amistad, Compañerismo, Disciplina, Orden, Fé y no se cuántas cosas más, pero sobre todo saber disfrutar con las pequeñas cosas y las más humildes. Daba igual que hubieras ido 1 sólo año, como si hubieras ido 20, Nadie olvidaba su paso por aquel lugar. Era tan felíz. y me sentía Libre.
Siento no ser más ordenado en mi carta, mis emociones se atropellan con mis dedos y sólo puedo plasmar un conjunto de ideas que me vienen como el agua de la cola de caballo a la cabeza. Han pasado los años y con suerte de vez en cuándo te encuentras con aquella gente, a veces te paras a charlar un rato, otras veces los saludas desde el coche y otras los ves de lejos cruzando una calle, pero es inevitable esbozar una sonrisa en mi cara al volver a recordar. Pienso si después de 13 años seguirá nuestra última piedra. LOS POWER RANGERS, jejeje, menudo nombre para ser los mayores del campamento. Trabajamos con esfuerzo para que aquel nombre perdurara, Utilizando la piedra más pesada y colocandola en el lugar más profundo, Era nuestro último año como acampados del 1er turno, y eramos conscientes de que alguno de nosotros no nos volveríamos a ver, tristemente de alguno ya ni me acuerdo de su nombre, pero espero que tengan tan buen recuerdo de mí como el cariño que yo les sigo teniendo.
Sigo acordandome de aquella camiseta que perdí, de aquella chica que no me atreví a contarle que me gustaba, aquel día que se me ocurrió decir en la velada de bienvenida "SOY HECTOR" (personaje televisivo del momento),de los baños en el río, de las historias de miedo, de los juegos, de la excursión de dos días, De la furgoneta Mercedes toda hecha polvo, de que me llamaban el "Profe",de que ganamos las olimpiadas del Futbol, del Calducho, y sobre todo de Don Juan. De todo el bien que hizo a tanta gente, y a tantas personas que inculcó unos valores que son tan importantes.
Ahora yo soy Padre, y le canto a mi niña, por supuesto canciones del campamento, ya casi no me acuerdo de ninguna y de la letra mucho menos, mira, me arrepiento de no haberme comprado un cancionero de los que usabamos en el campamento, que en su momento se editó para que todos lo pudieramos tener. ¿Se pueden conseguir todavía?, Bueno, voy al grano que me estoy enrollando mucho. Lo que aprendí esos 12 días de Verano al año, han sido livemotive y serán para el resto de mi vida y que dentro de mi habilidad transmitiré a mis hijos aquellos valores que yo aprendí, jugando, cantando, montando las tiendas, yendo a las letrinas, metiendo la cabeza en el río, lavando los platos,........ yo que sé.
Que fué mucho, menudos años.
Si alguien ha tenido la paciencia de leer toda la carta, muchas gracias por tu paciencia.
PD. Pensando un poco.... Tendría que preguntar a Richard si tiene algún cancionero, me haría muy feliz volver a tener en mis manos uno de esos tochos.
Un abrazo.
Pablo Suárez Segurado.